Cómo influye el ciclo menstrual en el rendimiento deportivo


menstruacion-irregular-amenorrea-ausencia-reg-l-hxuujv

Teniendo en cuenta las fases del ciclo menstrual y debido a los cambios hormonales que sufre nuestro cuerpo, tenemos días en los que nos encontramos a tope para entrenar y otros en los que se nos hará más difícil rendir al 100%.
Cada mujer y cada cuerpo es distinto, y nos afectará de manera diferente.

Peeero no vale usar la regla como excusa para no entrenar, se puede entrenar durante todo el ciclo.

Adapta tu entrenamiento según cada fase y trabaja duro.

FASE POST MENSTRUAL:

Días 1-11 del ciclo, corresponde a los días posteriores a la regla y es la mejor fase para darlo todo en el entreno.
En estos días nuestro cuerpo libera más cantidad de estrógenos dándonos más fuerza.
Estaremos en las mejores condiciones para aumentar la intensidad del entrenamiento y trabajar con más carga nuestra rutina de pesas, aprovéchalo.

OVULACIÓN Y POST OVULACIÓN:

Días 12-20 del ciclo, durante el día de ovulación aproximadamente el día 14 del ciclo nuestro cuerpo pierde algo de energía, pero nos seguimos manteniendo en condiciones óptimas para entrenar.
Justo después volvemos a tener un subidón de estrógenos y testosterona, aquí podemos aprovechar de nuevo para aumentar la intensidad del entrenamiento ya que seguidamente entraremos en los días más bajos.

PRE MENSTRUACIÓN:

Días 20-24 del ciclo, en este periodo se produce un aumento de la masa corporal por la retención de líquidos, aumenta la respiración por minuto, disminuye el tiempo de vida de glóbulos rojos y plaquetas y aumenta la producción de postaglandinas, que son las moléculas que causan la inflamación de zonas del cuerpo como el vientre…
El cuerpo responderá mucho peor al esfuerzo.
Seguramente en este periodo nos encontremos más desganadas, a causa de la progesterona que se genera en el organismo.
Se puede realizar un entrenamiento más moderado y no tan agresivo como en anteriores fases.

MENSTRUACIÓN:

Días 25-31 del ciclo, perderemos hierro (encargado de transportar el oxigeno) y nos encontraremos en un estado ligeramente anémico, notaremos que nos cuesta trabajar con la misma intensidad que al principio y no rendiremos de la misma manera sobretodo en el ejercicio cardiovascular.
No te agobies.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *