MI HISTORIA


CAMBIO 1Mucha gente me pregunta: ¿como lo has hecho?, ¿en cuanto tiempo?, ¿podre conseguirlo yo?, ¿como lo hago?…

Evidentemente no es un camino fácil ni corto, muchos años de aciertos y errores, subidas y bajadas, de empezar muchas veces desde cero, de lagrimas, frustraciones etc.

Cuando comencé en Instagram nunca imagine que podía ayudar a tanta gente en mi situación y demostrar que se puede conseguir, no hay que darse por vencido. 

No soy nutricionista, ni entrenadora, ni tengo ningún titulo referente a la nutrición o el deporte. Solo os cuento mi historia personal.

DESDE PEQUEÑA:

Siempre me recuerdo como una niña gordita, me encantaba comer. Pero llegó un momento que el ser gordita pasó a convertirse en un problema de salud: análisis, endocrinos, dietas…

Bajaba de peso, lo volvía a coger, volvía a bajar, así he pasado la mayor parte de mi vida. Comía a escondidas, me pasaba el día pensando que podía comer, cuando iba a poder colarme en la cocina sin que mi madre se diese cuenta, a ver que encontraba en la nevera.

Por fin a los 17 años descubrieron que tenia un problema de tiroidesmi historia, hipotiroidismo. Mi glándula tiroides no funcionaba bien. Entre algunos de los síntomas que produce el hipotiroidismo están:

  • Cansancio, agotamiento, sobrepeso, caída de pelo, ansiedad, depresión, dificultad para perder peso, etc.

 Todo eso sumado a mis ganas de comer constantemente, hicieron que mi peso se descontrolase tanto, que llegué a mi maximo con 110 kilos. (Peso que tenia en la primera foto).

Dolores de espalda, tobillos, rodillas, apenas aguantaba de pie parada en un mismo sitio, andar un trayecto demasiado largo era prácticamente imposible, me fatigaba al extremo con solo aligerar un poco el paso, evitaba subir escaleras y cuestas, tenia la piel muy grasa, acné…

Y no solo los dolores físicos hacían daño, los emocionales eran muchas veces mas duros. Prácticamente no encontraba ropa de mi talla, toda era de persona mayor, ropa clásica, oscura. Y yo quería vestirme como cualquier niña de mi edad.

PRIMER INTENTO FALLIDO:

Con 18 años tuve la primera bajada grande de peso, 42 kilos, no hice dieta, pero tampoco lo hice bien. Pase mucha hambre, demasiada, hice cosas que hoy en día no repetiría. Como basar mi alimentación en 3 o 4 alimentos, hacer solo 2 o 3 comidas al día, no desayunar ni merendar, los carbohidratos ni las grasas existían para mi, pasar horas y horas en el gimnasio.

No soportaba saltarme la dieta, me ponía de mal humor que me hablasen de comida, o intentasen que comiese algo que no entraba dentro de lo que para mi era lo correcto en ese momento. ¿Consecuencias de todo esto?, cuando volví a comer de todo y deje el gimnasio engorde 30 kilos de nuevo.

Me quede embarazada y volví a verme otra vez por encima de los 100 kilos. Después de nacer mi niño solo conseguí bajar la mitad del peso que había ganado, y dos años después con el segundo embarazo sume a los que tenia de más, otros 20, total, que entre a quirófano con 106 kilos. Otra vez volvía al principio…

HORA DE ELEGIR EL CAMINO CORRECTO:

Esta vez ya no era lo mismo, ya no solo tenia que arrastrar de mi propio peso, sino que tenia una pequeñita recién nacida y un pequeño de 3 años que me pedía jugar, correr, saltar, tirarme al suelo y mamá no podía, mamá se cansaba con solo tener que agacharse.

Esa fue mi gran motivación, mis niños.

Ya sabia lo que no funcionaba, pasar hambre, restringir nutrientes necesarios y horas y horas seguidas de ejercicio. Leí muchísimo, busqué y contrasté información, y encontré lo que buscaba.

Llevaba años haciendo mil dietas, y no era una dieta lo que necesitaba, sino una alimentación saludable, que no tuviese un principio y un fin, que pudiese mantener en el tiempo, un habito saludable, que me aportase todos los nutrientes necesarios para estar sana, sin eliminar grupos de alimentos, sin pasar hambre.

Mi historia

COMO CAMBIÉ MI ALIMENTACIÓN:

Aprendí que los alimentos se dividen en 6 grupos:

-Cereales y legumbres
-Frutas
-Verduras
-Proteínas
-Lácteos
-Grasas

 

Y entendí lo importante que es combinarlos todos, para proporcionar los nutrientes esenciales y tener una buena salud. Hay que elegir cada día alimentos de todos los grupos para contar con un aporte óptimo de nutrientes.

Son muchos los alimentos que entran dentro de cada grupo, pero hay que aprender a seleccionar los que nos aportan beneficios y evitar los que al contrario nos aportan calorías vacías.

 

  • Cambié las harinas refinadas (blancas), el arroz y la pasta, por su versión integral.
  • Evito tomar refrescos azucarados, zumos envasados, dulces y bollería, fritos, mantequillas, salsas envasadas, embutidos, alimentos procesados (salchichas, carnes picadas, hamburguesas…), siempre intento picar mi propia carne,hacer mis propias hamburguesas caseras, mis propias salsas etc.
  • Cambié los lácteos, por lácteos 0% o desnatados.dulces
  • Cocinar con poco aceite, a la plancha, al horno, papillote o al vapor.
  • Acompañar comida y cena siempre de verdura o ensalada.
  • Beber mínimo 2 litros de agua al día.

 

Aprendí a comer y a disfrutar comiendo, no he eliminado ningún alimento de mi dieta, también como dulces, bollos, patatas fritas, golosinas… Y ya no me siento culpable, ya no me enfado conmigo misma.

El truco esta en buscar el equilibrio, se puede disfrutar de todo. Hay que cuidar las porciones , la cantidad de veces que se comen a la semana. Y el día de antes o de después siempre intento ajustar algo más estricta la alimentación para compensar.

APRENDIENDO A CUIDARME POR DENTRO Y TAMBIÉN POR FUERA:

Después de haber encontrado una forma de alimentación a la que no le encontraba ningún pero, sino todo lo contrario, ¡me encantaba!, ahora le tocaba al ejercicio. La clave sin duda está en la alimentación, pero en armonía siempre con un buen entrenamiento y descanso, 80% alimentación, 15% entrenamiento, 5% descanso.

kayla

Cambio de las 12 semanas haciendo la Guía BBG

Evidentemente con tanto sobrepeso no podía ponerme a correr una maratón, así que empece andando. Andaba todo lo rápido y todo el tiempo que podía (que no era mucho). Iba perdiendo peso y ganando resistencia. Y entonces, fui haciendo intervalos de tiempo andando, con otros de trote.

Ya había perdido mucho peso, pero no estaba contenta con mi imagen, quería fortalecer y ganar masa muscular. Empecé a leer y a investigar y me encontré con la Guía BBG de Kayla Intsines, me gustó su forma de combinar los entrenamientos y me anime a ponerla en práctica.

La volvería a repetir sin dudarlo y se la recomiendo a todo el mundo, el cambio fue muy bueno, sobretodo en las piernas, mi punto débil.

Cuando terminé la Guía BBG tenia la opción de hacer la segunda parte o volver a repetirla como hace mucha gente, pero sinceramente no me motivaba.

abdomen

Resultados de la rutina de 30 días de abdominales de Fausto Murillo

Rescaté las rutinas de pesas que hacia en el gimnasio . Me preparé una rutina para poder realizar en casa y empecé a entrenar a diario.

Buscando rutinas de abdomen me encontré con Fausto Murillo, leí que tenia una rutina de 30 días de abdominales que daba muy buenos resultados, investigué, vi sus vídeos (YouTube) y ¡me encanto!.

Siempre se la recomiendo a todo el mundo.

He de aclarar que mi abdomen nunca a sido de acumular mucha grasa, la grasa se me localiza mayormente en piernas y glúteos. Cada cuerpo es distinto y obtiene resultados diferentes.  Es muy difícil definir el abdomen, y aparte de ejercitar los abdominales es primordial llevar una correcta alimentación.

OBTENIENDO RESULTADOS:

Lleva su tiempo, no nos vamos a engañar, esto no es levantar pesas una semana y de repente no nos reconoceremos en el espejo. Es un proceso largo, en el que hay que trabajar duro. antes y despues

Muchas mujeres piensan que hacer rutinas de pesas las va a poner  grandes y musculosas como un hombre, pero no es así.

Las mujeres no tenemos suficiente testosterona como para coger un gran volumen muscular. Al coger pesas consigues reafirmar, crear masa muscular y quemar grasa.

El músculo es el mayor quemador de grasas que existe.

 

¡NADIE DIJO QUE FUESE FÁCIL, PERO TAMPOCO IMPOSIBLE!

¡SI YO HE PODIDO, TU TAMBIÉN!

 

Antes de despedirme, dejo unas ultimas lineas. Para mí las mas importantes. Agradecer infinito a la persona que tantos años ha sufrido, llorado y reído conmigo. Que ha intentado ayudarme siempre, sin descanso, buscando mil opciones, sin rendirse nunca. Dando tanto a cambio de nada, aguantando tantas veces mi mal humor y mis frustraciones.  Mi gran apoyo desde el minuto uno, mi madre. Gracias mamá.