Insulina para el control de la diabetes tipo 2

 

 

 

Aproximadamente 37 millones de estadounidenses viven con algún tipo de diabetes, y entre el 90 y el 95 % de los que la padecen tienen diabetes tipo 2.

Las estimaciones varían, pero aproximadamente 1 de cada 3 personas con diabetes necesita insulina para controlar su afección.

Cuanto más tiempo tenga diabetes tipo 2, más probabilidades tendrá de necesitar insulina para controlar los niveles de azúcar en sangre.

Este artículo explorará la insulina para el control de la diabetes tipo 2 y lo que necesita saber.

 

Tabla de contenido

  • ¿Se puede tratar la diabetes tipo 2 con insulina?
  • ¿Cuándo es el momento adecuado para usar insulina?
  • ¿Cuáles son los diferentes tipos de insulina?
    • Insulinas de acción larga, ultralarga e intermedia
    • Insulinas rápidas, ultrarrápidas y de acción corta.
  • ¿Cuáles son las opciones de entrega de insulina?
  • Consejos para administrar insulina
  • ¿Cuáles son las desventajas de la terapia con insulina?
  • Conclusión

¿Se puede tratar la diabetes tipo 2 con insulina?

utilicen insulina para controlar sus niveles de azúcar en sangre.diabetes tipo 2

No todas las personas con diabetes tipo 2 reciben insulina justo en el momento del diagnóstico.

Sin embargo, es probable que su médico lo sugiera si tiene dificultades para mantener bajos los niveles de azúcar en la sangre solo con ejercicio, dieta y medicamentos orales.

¡Esto no es malo y no es ninguna vergüenza necesitar insulina para controlar la diabetes tipo 2!

Las personas con diabetes tipo 2 pueden recibir muchos tipos diferentes de regímenes de insulina. Es posible que algunas personas solo necesiten un poco de insulina, mientras que otras pueden necesitar una terapia intensiva con insulina.

Esto último suele incluir el uso de una bomba de insulina o inyecciones de insulina en cada comida del día.

¿Cuándo es el momento adecuado para usar insulina?

Esta es una decisión muy personal y se toma entre usted y su médico.

Sin embargo, las personas con diabetes tipo 2 generalmente son remitidas al tratamiento con insulina cuando la dieta y el ejercicio por sí solos, o incluso los medicamentos orales para la diabetes, ya no mantienen los niveles de azúcar en sangre dentro de un rango saludable.

Según los CDC, un rango saludable de azúcar en sangre para una persona con diabetes tipo 2 antes de una comida es entre 80 y 130 mg/dL, y menos de 180 mg/dL dos horas después de una comida.

Sin embargo, sus niveles de azúcar en sangre objetivo individuales pueden variar.

Informe a su médico si comienza a notar que su nivel de azúcar en la sangre aumenta después de las comidas, está alto cuando se despierta y la dieta, el ejercicio y los medicamentos orales no le ayudan.

Usar insulina no solo mejora los niveles de azúcar en sangre, sino que también ayuda a prevenir las complicaciones de la diabetes y a prolongar su esperanza de vida.

 

Una vez que sus niveles de azúcar en sangre estén mejor controlados, se sentirá mejor y tendrá más energía.

¿Cuáles son los diferentes tipos de insulina?

Hay muchas marcas de insulina, pero hay menos tipos.

Los tipos generales de insulina incluyen:

Insulinas de acción larga, ultralarga e intermedia

Insulinas de mayor duración como estas son necesarias como insulina de fondo para el cuerpo.

Incluso cuando no estás comiendo, el cuerpo necesita insulina para funciones celulares críticas. Esto se debe a que el hígado libera glucosa de forma natural.

Incluso sin alimentos, estas insulinas ayudan al cuerpo a combatir los niveles altos de azúcar en sangre durante el día.

Estos tipos de insulina incluyen:

  • NPH de acción intermedia (Humulin N, Novolin N, Novolin ReliOn Insulin N, que son más intermedios y duran entre 4 y 12 horas)
  • Detemir de acción prolongada (Levemir, que generalmente se administra una o dos veces al día)
  • Glargina de acción prolongada (Lantus y Toujeo, que se pueden administrar una o dos veces al día)
  • Degludec de acción ultralarga (Tresiba, administrado una vez al día o incluso en días alternos)

Estas insulinas de acción más prolongada se pueden tomar con o sin alimentos y, por lo general, en cualquier momento del día. La clave es recordar ponerse la inyección a la misma hora todos los días.

Por lo general, se las denomina insulinas “basal”.

Insulinas rápidas, ultrarrápidas y de acción corta.

A menudo, las personas que siguen regímenes intensivos de insulina necesitan insulinas de acción corta, rápidas y ultrarrápidas.

De manera similar a lo que hace una persona con diabetes tipo 1, deberá tomar más de una inyección al día, a menudo con cada comida.

Por lo general, estas insulinas de acción más rápida deben administrarse antes de comer. Hay algunas excepciones, como:

  • Se recomienda que los niños tomen la dosis después de comer porque normalmente no terminan toda la comida.
  • Si sigues una dieta cetogénica con pocos carbohidratos, es posible que te recomienden tomar una dosis después de las comidas para prevenir niveles bajos de azúcar en sangre.

Si sigue un régimen establecido de insulina regular, administrará su dosis en momentos muy específicos del día. También necesitarás comer según tu régimen de insulina.

Las versiones más nuevas de insulina de acción rápida funcionan al revés. Le administra insulina para igualar los carbohidratos que cree que comerá.

Hable con su médico sobre el momento adecuado de las dosis de insulina antes de las comidas.

Ejemplos de insulinas de acción corta incluyen Regular (Humulin R, Novolin R, Myxredlin, ReliOn R). Juguetes infantiles: Tienda Gormiti, Monster High, Trompos Cometa, BeyBlade, Bakugan y muchos más

Las insulinas de acción rápida incluyen glulisina (Apidra) y lispro (Humalog y Admelog) y aspart (Novolog), que se dosificarán entre 15 y 20 minutos antes de comer.

También está Afrezza, que es inhalable y actúa aproximadamente 30 minutos después de tomarlo.

Las insulinas de acción ultrarrápida son las más nuevas y las que funcionan más rápido.

Las personas informan que pueden comer dentro de los 5 minutos posteriores a la inyección de estos medicamentos, que incluyen aspart (Fiasp) y lispro (Lyumjev).

 

Por lo general, se las denomina insulinas “en bolo”.

¿Cuáles son las opciones de entrega de insulina?

A excepción de la insulina inhalable Afrezza, la insulina debe inyectarse por vía subcutánea (es decir, debajo de la piel).

Puede optar por utilizar jeringas normales u optar por una pluma de insulina. Muchas personas consideran que este último es más sutil cuando se administran en público. Además, se reduce el riesgo de romper un vial de insulina.

Las insulinas de acción rápida administradas con una bomba de insulina a veces pueden reemplazar la combinación de insulinas de acción más larga y más corta.

Las bombas de insulina introducen microdosis constantes de insulina de acción rápida en el cuerpo a través de un tubo delgado de forma continua durante el día y durante las comidas.

Hay muchos tipos diferentes de bombas de insulina disponibles, incluida la Omnipid de Insulet, que no tiene cámara y utiliza tecnología Bluetooth para todas las dosis.

Hable con su médico para ver qué tipo de terapia con insulina le recomiendan.

Consejos para administrar insulina

Su médico o un educador en diabetes certificado (CDE) le explicará cómo administrar correctamente las inyecciones de insulina con una jeringa o una pluma de insulina.

Si utiliza una bomba de insulina, lo más probable es que necesite completar un entrenamiento completo para dosificar la insulina.

Pregúntele a su médico cuáles son sus recomendaciones si decide utilizar Afrezza inhalable.

Estos consejos pueden ayudarle cuando comience por primera vez con la terapia con insulina inyectable:

  • Limpie siempre el lugar de la inyección con alcohol isopropílico antes de inyectar insulina.
  • Utilice siempre una jeringa limpia y deséchela después de un uso.
  • Deseche todos los objetos punzantes en un recipiente a prueba de pinchazos, como un recipiente para objetos punzantes o una jarra de leche vacía. Una vez que esté lleno, se puede dejar en un centro médico para su procesamiento y eliminación adecuados.
  • La insulina se absorbe mejor en áreas donde se puede pellizcar aproximadamente una pulgada de grasa. Las áreas incluyen el estómago, las caderas, los muslos, los brazos y las piernas.
  • Asegúrese de rotar los lugares de inyección para evitar el desarrollo de tejido cicatricial.
  • Es mejor inyectar la insulina en un ángulo de 90 grados, aunque hable con su médico para ver qué ángulo le recomiendan.
  • Siempre verifique las fechas de vencimiento de su insulina y no use insulina vencida.

¿Cuáles son las desventajas de la terapia con insulina?

Si bien la terapia con insulina es una excelente opción para muchas personas, existen algunas desventajas y efectos secundarios que deberás tener en cuenta. :

  • La insulina es cara, especialmente en los Estados Unidos, y sin seguro, puede costar alrededor de $400 por vial. Algunas personas con diabetes pueden necesitar hasta un vial por semana (normalmente hay 1000 unidades en un vial).
  • La insulina aumenta el riesgo de sufrir hipoglucemia grave. Lleve siempre consigo glucosa o refrigerios bajos y pídale a su médico que le recete glucagón para tratar los niveles bajos de azúcar en la sangre en caso de emergencia.
  • La insulina por sí sola no provoca aumento de peso. Sin embargo, muchas personas aumentarán de peso a medida que sus niveles elevados de azúcar en sangre vuelvan a la normalidad. ¡Esto es saludable!
  • Las inyecciones pueden doler y usted puede experimentar dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección.

Conclusión

La decisión de seguir una terapia con insulina puede ser difícil de tomar, pero es mejor si la decisión se toma entre usted y su médico.

Si tiene dificultades para controlar sus niveles de azúcar en sangre únicamente con dieta, ejercicio y los medicamentos existentes, la terapia con insulina puede ser una forma excelente y eficaz de reducir los niveles de azúcar en sangre y mejorar su salud.

Sin embargo, la terapia con insulina puede ser exigente y requiere mucha atención a los detalles.

La terapia con insulina puede aumentar su riesgo de tener niveles peligrosamente bajos de azúcar en sangre, así que tenga esto en cuenta.

Además, la terapia con insulina puede ser costosa y es posible que experimente efectos secundarios que incluyen un modesto aumento de peso y dolor, enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la inyección.

Es importante que su médico esté al tanto de sus decisiones de dosificación porque sus necesidades de insulina pueden cambiar y variar con el tiempo.

Cuando elige un régimen de insulina que respalde su estilo de vida y sus objetivos de salud, puede ayudar a prevenir las complicaciones de la diabetes y mejorar su calidad de vida.






Tal vez te puede interesar:

  1. Dip de batata y frijoles
  2. Sopa De Lentejas Y Pavo (baja En Sodio)
  3. Tortillas de Maíz Caseras (Sólo 3 Ingredientes)
  4. Salsa de tomatillo asado

Insulina para el control de la diabetes tipo 2

Insulina para el control de la diabetes tipo 2

Aproximadamente 37 millones de estadounidenses viven con algún tipo de diabetes, y entre el 90 y el 95 % de los que la padecen tienen diabetes tipo 2.

salud

es

https://yoelijounavidasana.es/static/images/salud-insulina-para-el-control-de-la-diabetes-tipo-2-4933-0.jpg

2024-05-20

 

Insulina para el control de la diabetes tipo 2
Insulina para el control de la diabetes tipo 2

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20