Miel y diabetes: ¿Se puede comer miel si se vive con diabetes?

 

 

 

Los humanos han estado comiendo y usando miel como medicina durante miles de años. El primer registro de apicultura organizada y de miel se remonta al antiguo Egipto en el año 5.500 a. C., lo que la convierte en el primer y más confiable edulcorante del hombre.

Hoy en día, la miel se consume en todo el mundo y se promociona por su sabor natural, sus beneficios para la salud y su dulzura. Pero, ¿la miel es buena para las personas con diabetes?

Este artículo explicará los beneficios para la salud de comer miel, los pros y los contras de comer miel y cómo (y si) debería incorporar miel a su dieta.

 

¿Qué es la miel?

La miel es un líquido espeso y dorado que producen las abejas a partir del néctar que recolectan de las plantas con flores.

Dado que la miel no puede existir sin que las abejas la produzcan a partir del néctar que recolectan de las flores, muchas personas que siguen una dieta basada en plantas no consideran este alimento vegano. ai=2.

A diferencia del azúcar de caña, que sabe igual en todas partes, la miel es extremadamente versátil y puede tener un sabor muy diferente según la región y la flora local de donde se recolecta. Sólo en Estados Unidos existen más de 300 variedades diferentes de miel.

1 cucharada estándar de miel (21 gramos) contiene 64 calorías y 17 gramos de azúcar, prácticamente sin proteínas, fibra ni grasa.

Cómo la miel afecta el azúcar en sangre

La miel es una forma natural de azúcar y, como todo azúcar, su función natural es elevar los niveles de glucosa en sangre.

La miel tiene un índice glucémico (IG) más bajo que el azúcar, pero la diferencia es muy pequeña (58 para la miel frente a 60 para el azúcar). . El índice glucémico mide la rapidez con la que un carbohidrato eleva los niveles de azúcar en sangre.

Eso significa que si usted vive con diabetes y come miel, corre el riesgo de tener un nivel alto de azúcar en la sangre, así que asegúrese de medir, contar los carbohidratos. a i=2, y dosificar la insulina (u otros medicamentos para la diabetes) de forma adecuada.

Si bien puede causar niveles más altos de azúcar en sangre, la miel se puede utilizar como un excelente refrigerio para niveles bajos de azúcar en sangre (¡pero no se exceda!).

¿La miel es diferente de otros edulcorantes?

La miel es una solución de azúcar sobresaturada con aproximadamente un 17,1 por ciento de agua. La fructosa es el azúcar predominante con un 38,5 por ciento, seguida de la glucosa con un 31 por ciento.

La principal diferencia entre la miel y el azúcar es que la miel también contiene vitaminas y minerales como potasio, calcio, zinc y vitamina C, y antioxidantes.

Entonces, si bien la miel afecta el azúcar en sangre tanto como el azúcar normal, tiene un perfil de salud general ligeramente mejor.

Si estás buscando un edulcorante que no afecte tu nivel de azúcar en sangre o que lo afecte mínimamente, puedes elegir de esta lista de los mejores edulcorantes para personas con diabetes

 

Beneficios para la salud de la miel

Hay una cantidad sorprendentemente grande de beneficios para la salud que se pueden obtener al consumir miel con regularidad.

Tiene compuestos vegetales bioactivos y antioxidantes.

En comparación con el azúcar de mesa, que carece de beneficios nutricionales, la miel contiene muchos compuestos vegetales bioactivos naturales y antioxidantes, como flavonoides, y las variedades de miel de colores más oscuros contienen las cantidades más altas.

Los estudios han demostrado que la miel de trigo sarraceno en realidad aumenta el valor antioxidante de la sangre humana.

Las dietas ricas en antioxidantes se han relacionado con un menor riesgo de sufrir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y cánceres, y se ha demostrado que incluso mejoran la salud ocular.

La miel también contiene vitaminas B, aminoácidos, inhibina rica en antibióticos y proteínas. Las siguientes vitaminas y minerales se encuentran en la miel en pequeñas cantidades:

  • niacina
  • Ácido pantoténico
  • Calcio
  • Magnesio
  • Riboflavina
  • Manganeso
  • Potasio
  • Zinc
  • Fosforoso

El azúcar más abundante en la miel es la fructosa, que tiene más energía y es más dulce que los ingredientes artificiales, lo que la convierte en un excelente snack bajo para tratar la hipoglucemia.

Puede ayudar con las alergias.

Las investigaciones al respecto son contradictorias, pero se cree que si alguien sufre alergias estacionales causadas por los pastos y las plantas con flores de su zona, la ingestión de miel local puede ayudar a su sistema a adaptarse a la flora y al pólán local y aliviar los síntomas de la alergia.

Un estudio encontró que cuando se consume miel en grandes dosis, puede ayudar a aliviar las alergias estacionales después de aproximadamente 8 semanas.

Aunque un estudio diferente que comparó la miel pasteurizada con la miel local comparó los efectos sobre las alergias en una población y no encontró diferencias significativas.

Si estás luchando contra las alergias estacionales y te gusta la miel, ¡no te vendrá mal probar este remedio!

Promueve la curación de heridas y quemaduras.

El uso tópico de la miel ha sido una práctica medicinal común desde el antiguo Egipto. Un metanálisis encontró que la miel es extremadamente eficaz para curar quemaduras de espesor parcial y heridas infectadas después de una cirugía. Prodotti top

La miel también es un tratamiento tópico eficaz para las úlceras del pie diabético. Otro estudio encontró que el tratamiento tópico de miel en las úlceras del pie diabético fue un tratamiento curativo en el 97% de los pacientes.

La miel también puede tratar todo, desde erupciones cutáneas comunes hasta psoriasis e incluso herpes.

Supresor de la tos eficaz

¡Las propiedades calmantes de la miel cuando uno está enfermo están científicamente probadas! En comparación con dos medicamentos para la tos de venta libre, se descubrió que la miel es más eficaz para ayudar a calmar la tos y el dolor de garganta.

 

En el estudio, la miel fue especialmente útil para aliviar la frecuencia y la gravedad de la tos y mejorar la calidad del sueño de niños y padres con dolor de garganta y tos.

Otro estudio corroboró sus hallazgos. Sin embargo, tenga en cuenta que nunca se debe dar miel a niños menores de 1 año debido al riesgo de botulismo.

Reduce los triglicéridos

Múltiples estudios han demostrado que la ingesta de miel reduce los niveles de triglicéridos. Los niveles altos de triglicéridos se han asociado con resistencia a la insulina, diabetes tipo 2 y un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

Cuando se usa en lugar de azúcar, el consumo de miel se ha asociado con niveles más bajos de triglicéridos.

Otro estudio encontró que los participantes que comieron miel en lugar de azúcar pudieron reducir sus niveles de triglicéridos hasta en un 19%.

Las desventajas de comer miel

Si bien la miel puede parecer un alimento saludable, su consumo regular también tiene algunas desventajas.

Aumento de peso

La miel no es un alimento bajo en calorías, ni tiene fibra, grasa o proteína saciantes.

La miel también se suele consumir junto con otros alimentos (avena, fruta, tostadas, etc.), por lo que añadir mucha miel a tu dieta diaria puede ponerte en una situación difícil. excedente calórico y más susceptible al aumento de peso.

Una sola cucharada de miel tiene 64 calorías, así que asegúrese de limitar su consumo si está cuidando su peso.

Puede causar botulismo infantil

La miel puede contener bacterias que pueden causar botulismo en bebés menores de 1 año. Es por esto que no se recomienda para niños muy pequeños menores de 12 meses.

Si las esporas del botulismo se encuentran en la miel y se ingieren, liberan una toxina que el sistema inmunológico de los bebés es demasiado inmaduro para combatir adecuadamente, lo que puede enfermarlos gravemente.

Para obtener información adicional sobre la prevención y el tratamiento del botulismo infantil, lea más aquí.

Caries

Como todo lo dulce, comer demasiada miel puede provocar caries y enfermedades de las encías, especialmente si se ingiere justo antes de acostarse sin cepillarse los dientes después.

Tenga cuidado al tratar niveles bajos de azúcar en sangre a media noche con miel y hable con su dentista sobre las formas adecuadas de tratarlos. Cuida tus dientes y encías si te gusta comer miel pero quieres prevenir las caries.

Si tiene problemas con las caries, puede optar por un edulcorante sin azúcar en lugar de miel para agregar a su té, café o rutina diaria.

Es fácil exagerar

Debido a que la miel no tiene fibra, grasa ni proteínas, y es extremadamente dulce y de buen sabor, puede ser fácil exagerar, por lo que debes tener cuidado con el tamaño de las porciones adecuadas.

Una porción de miel es una sola cucharada, ¡pero puede ser fácil comer 3 o 4 veces más de una sola vez!

Si bien la miel tiene muchas propiedades saludables, comer demasiada puede provocar problemas, así que tenga cuidado de comerla con moderación y limítese si se ha vuelto adicto.

Asegúrese de comer solo miel pura, ya que muchas marcas pueden agregar azúcares de mesa y jarabes baratos creando una “mezcla” de miel sin los beneficios para la salud.

Conclusión

La miel, cuando se consume con moderación y en lugar de azúcar, es un excelente edulcorante totalmente natural que se utiliza desde hace miles de años.

Solo tenga en cuenta que la miel afecta el azúcar en sangre con la misma fuerza y ​​rapidez que el azúcar.

La miel se puede usar tópicamente como agente antibacteriano y antiinflamatorio, o con fines medicinales, para aliviar la tos y el dolor de garganta. Está lleno de antioxidantes, vitaminas y minerales saludables.

También es una delicia sabrosa, rica en calorías y con un sabor adictivo, por lo que la moderación es clave si vive con diabetes, ya que la miel puede causar aumento de peso, caries y niveles altos de azúcar en la sangre.

Trabaje con su médico y/o nutricionista si desea agregar miel a su dieta para asegurarse de que se ajuste a sus objetivos de diabetes, salud y estado físico.






Tal vez te puede interesar:

  1. Dip de batata y frijoles
  2. Sopa De Lentejas Y Pavo (baja En Sodio)
  3. Tortillas de Maíz Caseras (Sólo 3 Ingredientes)
  4. Salsa de tomatillo asado

Miel y diabetes: ¿Se puede comer miel si se vive con diabetes?

Miel y diabetes: ¿Se puede comer miel si se vive con diabetes?

Los humanos han estado comiendo y usando miel como medicina durante miles de años. El primer registro de apicultura organizada y de miel se remonta al antiguo

salud

es

https://yoelijounavidasana.es/static/images/salud-miel-y-diabetes-se-puede-comer-miel-si-se-vive-con-diabetesja-4851-0.jpg

2024-05-20

 

Miel y diabetes: ¿Se puede comer miel si se vive con diabetes?
Miel y diabetes: ¿Se puede comer miel si se vive con diabetes?

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20