10 gestos que benefician al medio ambiente

Remedios Naturales Caseros Trucos Y Consejos De SaludConoce estos Remedios de Salud y Bienestar Caseros o Naturales, Tips, Recomendaciones y Propiedades. CUERPO Y MENTE SANA

 

Cartel donde se puede leer en inglés

El movimiento ecologista surgió hace años, en los setenta y ochenta en Occidente. Sin embargo, en los últimos años cobró gran importancia en la sociedad. Antes no se hablaba sobre ecologismo, no había ningún plan por parte del gobierno para intentar frenar la nociva huella que estamos dejando y, los únicos que seguían este movimiento eran llamados ‘hippies‘. Esto ha cambiado, y progresivamente se tiene una mayor conciencia sobre el tema. Y no es menos… Cada vez el planeta está más enfermo. El calentamiento global, con el consiguiente deshielo de los polos, el deterioro de la capa de ozono, la modificación de los ecosistemas…

Aunque es utópico pensar que la contaminación se puede evitar con pequeños gestos, existen hábitos cotidianos que, repetidos a gran escala, puede cambiar mucho las cosas. Por eso, te dejamos 10 pequeños gestos que puedes hacer en tu día a día por tu planeta.

El uso del plástico

Desechos de botellas de plástico y demás residuos plásticos.

Los productos fabricados con este material tardan entre 100 y 1000 años en descomponerse. Solo una botella de plástico tarda 500 años en hacerlo, aunque si está enterrada este proceso se prolonga. Por eso, el plástico está considerado un material de descomposición muy lenta y a largo plazo.

De ahí la necesidad de limitar su uso a lo estrictamente necesario. Afortunadamente, existen muchísimas alternativas como las bolsas de la compra de algodón, los vasos hechos con bambú… Muchos son ya los establecimientos que tienen estas alternativas en sus comercios.

Pero, ¿qué más podemos hacer para limitar nuestro uso del plástico? Para empezar, comienza a comprar productos a granel. De esta forma, evitarás los productos envasados con grandes cantidades de plástico innecesario. Otra de las cosas que puedes hacer es utilizar bolsas reutilizables para pesar tus frutas y verduras. Por ejemplo, las bolsas de muselinas o de tela fina.

Dos bolsas de tela con flores.

También, puedes cambiar las botellas de plástico por las de vidrio. Por ejemplo, el agua embotellada produce aproximadamente 1,5 millones de residuos plásticos por año. Sustitúyela por agua filtrada y botellas reutilizables o cantimplora de acero inoxidable. Nunca reúses las botellas de plástico. Sus componentes tóxicos pueden pasar al agua.

La calefacción y el aire acondicionado

Muchos conductos de ventilación de aires acondicionados y calefacción.

La climatización debe estar a la temperatura exacta. El uso de la calefacción y el aire acondicionado tiene que ser responsable. No es lógico estar por casa en pantalones cortos y camiseta de tirantes en invierno… Pero tampoco es cuestión de pasar frío o calor. Se calcula que la temperatura máxima para poner el aire acondicionado en verano está en unos 24ºC, mientras que la calefacción deberá estar aproximadamente a 20ºC.

De esta forma, no se malgastará energía y, de paso, no recibirás una factura de luz estratosférica.

Cuidado con los electrodomésticos y la luz

Bombilla con una planta dentro.

Lo ideal sería que se usase siempre aparatos eficientes en lo que respecta al consumo energético. El problema es que son más caros que los normales. Sin embargo, se recuperará la inversión en las próximas facturas, ya que consumen muchísima menos energía.

Además, ten cuidado siempre de apagar las luces cuando sales de una habitación y de apagar los aparatos electrónicos cuando no los estés usando. Esto último gasta un 10% más de electricidad. El simple gesto de apagar el ordenador en vez de dejarlo suspendido, puede aumentar un 5% el gasto de electricidad.

Otra buena idea para reducir el consumo de energía, es cambiar las bombillas de tu casa por otras de bajo consumo. Estas son más caras que las bombillas clásicas pero gastan 5 veces menos y duran más tiempo.

Di adiós al coche y hola al transporte público

Tubo de escape de un coche contaminando.

Foto: Ruben de Rijcke

Siempre que puedas, es aconsejable que dejes el coche y te decantes por el transporte público para moverte. Es un simple gesto que ayudará, no solo al medio ambiente, sino también a tu bolsillo. ¡Además, te evitarás los atascos!

Si lo prefieres, puedes usar una bicicleta para desplazarte por tu ciudad. No contamina y encima te ayudará a mantenerte en forma. Si no puedes limitar el uso de tu vehículo personal, elige modelos eléctricos o poco contaminantes, o comparte el coche con alguien que haga el mismo recorrido que tú. Gestacion y Maternidad subrogada en California (EEUU) para parejas heterosexuales y homosexuales Gestación subrogada en Estados Unidos

Elige el transporte terrestre

Un avión volando mientras expulsa gases contaminantes.

Los aviones son responsables del 10% del efecto invernadero. Siempre que puedas escoge otros menos contaminantes como el transporte terrestre.

Opta por dietas más sostenibles

Vacas desolladas y colgadas.

¡La industria cárnica contamina y mucho! La ganadería es la responsable del 14,5% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Esto sería el total de lo que contaminan todos los coches, trenes, barcos y aviones juntos.

Sin embargo, este porcentaje es solo de las emisiones directas. Una mayor producción implica más deforestación, mayor uso de tierras para producir piensos, mayor uso de insumos (combustible, agua, fertilizantes, plaguicidas…) y mayor desplazamiento de materias primas y animales. Por todo esto, la huella de carbono de la ganadería industrial es gigante.

Además, esta industria necesita grandes cantidades de agua y, paradójicamente, es también una de las grandes responsables de la contaminación de acuíferos.

Por todo esto, es aconsejable optar por dietas más sostenibles con el medio ambiente, como pueden ser las dietas veganas y vegetarianas. Si no quieres dejar de comer carne, al menos reduce tu consumo. Con este simple gesto, se conseguirá mucho.

Limita el uso del papel

Una tala de árboles.

Estamos en la era de Internet y de las TIC, por eso, es un buen momento para dejar atrás al papel y empezar a usar dispositivos electrónicos. Utiliza estas tecnologías para enviar y recibir documentos siempre que puedas y evita la impresión hasta que no tengas otra alternativa.

De este modo, ayudarás a frenar la deforestación del planeta.

Reduce tus duchas

Una mujer dándose un baño.

Deja atrás los baños y opta por las duchas. Estas contaminan mucho menos que si decides llenar hasta arriba la bañera. Pero ten cuidado y no te demores mucho tiempo en ella. En solo 3 minutos se consumen 40 litros de agua. Por lo que, si permanecemos en ella 10 minutos habremos gastado 130 litros.

De la misma forma, si cerramos el grifo mientras nos cepillamos los dientes estaremos ahorrando 10.000 litros de agua al año.

La ropa también contamina

Un conjunto de ropa desordenada y tirada.

El sector de la moda es el segundo más contaminante del mundo. Además, cada vez se produce más ropa. Esta industria es la responsable del 20% del desperdicio total del agua del planeta. Solo para la fabricación de un pantalón se necesitan 7.500 litros de agua. Esto es lo que aproximadamente consume una persona en ocho años.

La solución a esto es comprar responsablemente. Seguro que hay muchas prendas en tu armario que nunca te has llegado a poner o que le has dado muy poco uso. Y después de haber sido usadas, no te olvides de reciclarlas. Deposita tus prendas en los contenedores específicos para ello. Con esto, darás una segunda vida a muchas de ellas.

Compra productos locales y de temporada

Mercado local con verduras, hortalizas y frutas.

Nuestros alimentos son responsables de entre el 21% y el 37% de los gases contaminantes que lanzamos a la atmósfera. Para asegurarnos de que nuestros alimentos son sostenibles con el medio ambiente debemos optar por productos locales, de temporada y ecológicos.

Optando por productos locales, nos aseguramos de que no han recorrido grandes distancias. Con lo cual, acortamos la distancia por transportar y, por ende, los gases de efecto invernadero que producen los vehículos. Además, es una forma de apoyar el comercio local, que en muchas ocasiones, se ve devorado por las grandes superficies.

Otros aspecto a tener en cuenta es que sean de temporada y ecológicos. Estos productos necesitan mucha menos energía para poder conseguirlos. Además, también son mucho más saludables ya que no tienen productos nocivos para nuestra salud como pesticidas, fertilizantes artificiales…

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://vegetarismo.es/vida-sostenible/10-gestos-que-benefician-al-medio-ambiente/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20