Cohousing, hogares colaborativos para envejecer feliz

Remedios Naturales Caseros Trucos Y Consejos De SaludConoce estos Remedios de Salud y Bienestar Caseros o Naturales, Tips, Recomendaciones y Propiedades. CUERPO Y MENTE SANA

 
  • Madrid comienza a cambiar hacia un modelo de vida más verde y aumentando la movilidad sostenible

  • Los huertos urbanos comunitarios son una de las alternativas vecinales de mayor participación y aceptación en la capital

El modelo residencial Cohousing se ha extendido cada vez más por el mundo, en paises nórdicos y anglosajonesllevan operando años. En España está proliferando el interés así como los proyectos de viviendas que cada vez tienen más aceptación. Aunque el modelo no es nuevo se ha ido adaptando a un nuevo público, las personas mayores de 65 años.

El arquitecto Javier del Monte Diego ha hablado de ello en su último libro promoviendo sus teorías de cómo envejecer bien y mejorar la calidad de vida. Fue presentado en el Centro de Coordinación y Valoración Infantil (CRECOVI) junto a la Fundación Pilares y con apoyo de la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la CAM. En el contexto de las Jornadas de “Innovación Social en Servicios Sociales”, que da voz a proyectos de mejora de las zonas urbanas.

Persona mayor pintando un paisaje en medio del campo con vistas a la ciudad

Vida común para envejecer con éxito

Estas alternativas de la calidad de vida y viviendas colaborativas son ya para muchos una solución entre quedarse en casa e ir a una residencia. El modelo permite a todos una mayor autonomía y mejorar las relaciones sociales para no sentirse solos y favorecer la vida comunitaria. Estas se basan principalmente en la participación, el compromiso, una gran autonomía personal, resiliencia y mutualismo comunitario.

Todo el mundo contribuye para hacer un mejor lugar donde vivir como si fuera una gran familia. En cada una de las residencias hay equilibrio entre la vida privada y comunitaria. Cada individuo o pareja tiene su propia casa y en el terreno se extienden algunos espacios comunes. Esto permite que cada cual elija el nivel de implicación y privacidad que desee.

La mayoría de los cohousing son autopromovidos, las personas que quiere envejecer de este modo lo ponen en para hacerlo posible. Se diseña todo el espacio físico y las actividades que completarán la experiencia. En estos tipos de viviendas no hay jerarquías lo que ayuda a favorecen notablemente las relaciones vecinales. Las ecoaldeas y comunas fueron populares en los 70, pero no hay desaparecido.

Un modelo autogestionado

La población mayor de 65 años ha decidido crear su propio espacio de envejecimiento próspero. Tienen un nivel de exigencia más alto, también buscan más opciones de decisión. Muchos eligen ellos mismos los terrenos en los que iniciarán el proyecto y con una inversión común empiezan a construir residencias y espacios comunes. Las ofertas más habituales como son las residencias, no son factibles para todas las personas y el cohousing ha constituido una de las mejores alternativas para aquellos con plenas capacidades.

Grupo de personas de mediana edad debatiendo en círculo

Uno de los más populares es Midgården en Dinamarca, un complejo formado por 18 apartamentos y otras zonas colectivas donde los jubilados comparten su vida. Hoy en día el país nórdico alberga más de 200 tipos de viviendas cohousing. En Reino Unido y Norteamérica también es muy popular por todo el país, en Estados Unidos el directorio de la Asociación de Cohousing calcula unas 165 comunidades establecidas. Todo sobre gatos, nombres de gatos y razas de gatos Blog sobre gatos

El modelo también se ha denominado Centro Social de Convivencia, sin embargo, la base es la misma. El cohousing no es más que un tipo de modelo residencial donde, como menciona el arquitecto de la Asociación Jubilares, se permite un envejecimiento feliz.

Necesidad de soluciones reales

La Fundación Pilares ha puesto en marcha la promoción de este tipo de viviendas. Su presidenta, Pilar Rodríguez Rodríguez, manifestó que “hay que cambiar las políticas si queremos ofrecer soluciones que permitan vivir con dignidad y bienestar». Además, ella apunta que el modelo resulta más eficaz y eficiente que la atención residencial, pero es necesario enfocarse en la atención integrada y centrada en las personas.

Conjunto de casas en una zona verde

Lo mismo opina el arquitecto, Javier del Monte Diego: «el cohousing será más asequible cuando las administraciones lo incluyan en el sistema de atención a la dependencia». Muchos apuestan por el ecologismo dentro de sus principios básicos. Las personas que los forman están muy concienciadas con la sostenibilidad y cuidado del medio ambiente.

Modelos Cohousing en España

En Entrepatios, formado por un grupo heterogéneo, lleva tres años en marcha, y se mudarán a principios de año. Uno de los espacios más avanzados se encuentra en Las Carolinas (Usera). Está constituido por 17 viviendas, habitadas por 32 adultos y 20 niños. Sus zonas comunes y el diseño integral busca ser completamente abierto y sostenible. El proyecto inicial planteaba consumo energético casi nulo y un ECOMETRO para medir el impacto y huella de carbono del edificio.

La Asociación Jubilares lleva años normalizando la inclusión social de personas mayores centrándose en su autonomía personal. Ofrecen toda la información, consejo y respaldo a personas, grupos o instituciones interesadas en el modelo cohousing. Además forma parte de la Unión de Pensionistas y Jubilados de España (UDP).

Han creado una variante senior del cohousing llamado Jubilar. Estas viviendas son adaptadas y adaptables, promueven el ambiente de hogar y participación. Además, cuentan con asistencia integral y personalizada, cubriendo las necesidades relacionados con el paso de la edad.

Conjunto de personas mayores visitando un espacio de couhousing

Jubilar gestiona Villa Rosita en Torrelodones, Abante en Sevilla y Solibre en el sur de Madrid. Todos ellos cuentan con un ambiente único para envejecer con éxito. Como apunta del Monte, «existe una nueva generación de personas mayores, que demanda otro tipo de viviendas y formas de vida».

Requieren una inversión y evitan la especulación

Algunas cooperativas ponen en práctica estas viviendas urbanas para evitar la especulación inmobiliaria, y crear una comunidad interdependiente. Donde todos puedan ayudarse mutuamente en cualquier aspecto de su vida.

Cabe decir que la mayoría de estas viviendas comunitarias requieren una gran inversión. La cooperativa Boreal estimaba una aportación inicial de 30.000 euros junto a la que añadía otra mensual de 600. Sin embargo, depende de las condiciones de cada cohousing.

En nuestro país su difusión está logrando una nueva realidad que responde a una demanda social creciente. En algún momento jubilarse de este modo será tan fácil como en Dinamarca u Holanda.

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://vegetarismo.es/vida-sostenible/cohousing/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20